Optimizar el ordenador con sysdm.cpl


Para optimizar tu ordenador utilizando sysdm.cpl, puedes ajustar varias configuraciones del sistema que pueden mejorar el rendimiento general. Aquí te dejo una guía paso a paso:

Acceder a sysdm.cpl

  1. Abrir la ventana de "Propiedades del sistema":
    • Presiona las teclas Win + R para abrir el cuadro de diálogo "Ejecutar".
    • Escribe sysdm.cpl y presiona Enter.

Ajustes de Rendimiento

  1. Ajustar los efectos visuales:

    • En la ventana de "Propiedades del sistema", ve a la pestaña "Opciones avanzadas".
    • En la sección "Rendimiento", haz clic en el botón "Configuración...".
    • En la nueva ventana de "Opciones de rendimiento", selecciona la pestaña "Efectos visuales".
    • Aquí puedes seleccionar "Ajustar para obtener el mejor rendimiento", lo que deshabilitará la mayoría de los efectos visuales y hará que el sistema se vea más básico pero funcionará más rápido.
    • Alternativamente, puedes seleccionar "Personalizar" y elegir manualmente los efectos visuales que quieres habilitar o deshabilitar.
  2. Ajustar el uso de la memoria virtual:

    • En la misma ventana de "Opciones de rendimiento", ve a la pestaña "Opciones avanzadas".
    • En la sección "Memoria virtual", haz clic en "Cambiar...".
    • Desmarca la casilla "Administrar automáticamente el tamaño del archivo de paginación para todas las unidades".
    • Selecciona tu unidad principal (normalmente C:).
    • Puedes optar por "Tamaño personalizado" e ingresar un tamaño inicial y máximo. Como regla general, se recomienda un tamaño inicial y máximo de al menos 1,5 veces la cantidad de RAM instalada en tu sistema.
    • Haz clic en "Establecer" y luego en "Aceptar".

Ajustes de Inicio

  1. Configurar programas de inicio:
    • Presiona Ctrl + Shift + Esc para abrir el "Administrador de tareas".
    • Ve a la pestaña "Inicio".
    • Aquí puedes deshabilitar programas innecesarios que se inician automáticamente con Windows, lo que puede acelerar el tiempo de inicio del sistema.

Ajustes Adicionales

  1. Desfragmentar el disco duro (solo para discos duros mecánicos, no para SSDs):

    • Escribe "desfragmentar y optimizar unidades" en el cuadro de búsqueda de Windows y selecciona la opción.
    • Selecciona tu disco duro y haz clic en "Optimizar".
  2. Limpiar archivos temporales:

    • Presiona Win + R, escribe cleanmgr y presiona Enter.
    • Selecciona tu unidad principal y haz clic en "Aceptar".
    • Marca las casillas de los tipos de archivos que quieres eliminar, como "Archivos temporales", "Papelera de reciclaje", etc.
    • Haz clic en "Aceptar" y luego en "Eliminar archivos".

Actualizar Controladores

  1. Mantener los controladores actualizados:
    • Asegúrate de que todos los controladores de tu hardware estén actualizados. Puedes hacerlo a través del "Administrador de dispositivos" (Win + X > "Administrador de dispositivos") y actualizando los controladores de cada dispositivo importante.

Siguiendo estos pasos, puedes mejorar significativamente el rendimiento de tu ordenador.

Comentarios