¿Quien dijo que llorar es malo?

-:-



Las personas lloramos por distintos motivos, desde algo que nos causó mucha alegría y que nos gustaría celebrar, hasta por algo que nos decepcionó o cuando sentimos desesperanza o frustración.

Llorar es un acto universal, que resulta bueno para liberarnos y desahogarnos en determinados momentos. Las lágrimas que derramamos por causas emocionales contienen hormonas relacionadas con el estrés como la prolactina,la adrenocorticotropina y la leu-encefalina. Las hormonas son muy importantes, funcionan a nivel del sistema nervioso central para regular la liberación de sustancias químicas conocidas como neurotransmisores. Son estas sustancias las que tienen un impacto directo sobre la manera en que una persona se siente emocionalmente. “En efecto existe una relación importante entre las hormonas y el estado de ánimo, esto se debe a que las regiones del cerebro que regulan los estados emocionales son influenciadas por los niveles hormonales”

Llorar a veces es necesario. Cuando el dolor desgarra el alma. Si sientes que la vida te pasa, si un amor se termina. Cuando llegas al límite, simplemente llora. Porque llorar te calma, llorar te limpia, llorar te sana. Y aun llorando recuerdas que ese dolor también pasara, porque tal como especifica la biblia todo tiene su tiempo bajo el sol y  en la vida todo pasa. Después sonríe. Porque sobreviviste al dolor.

En ocasiones tendrás que  tocar fondo para descubrir de qué material está hecho y hasta donde eres capaz de llegar. A veces es necesario perderse, para luego encontrarse así mismo y es justo en ese momento en que debe actuar como el águila y rejuvenecer con más fuerza y valor que ayer. 

Reflexión:

“Las lágrimas derramadas son amargas, pero más amargas son las que no se derraman” (Proverbio irlandés) El llanto es una emoción como otra cualquiera y todos tenemos derecho a expresarla.

A.E

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Martin Cooper

-:-

Un médico Dominicano donó tres pintas de sangre para salvar la vida de una parturienta haitiana y su bebé

-:-

Un mensaje a la conciencia ·El verdadero amor·

-:-