Subscribe:
Con tecnología de Blogger.

Buscar este blog

sábado, 7 de diciembre de 2013

Haití usa sus relaciones Internacionales para presionar a República Dominicana con el CIDH

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) ha dado sus conclusiones sobre la sentencia de la Corte Constitucional,  en las que acusa al país de violentar los derechos humanos al negar la nacionalidad a las personas nacidas en territorio dominicano de ascendencia haitiana.

El CIDH no toma en cuenta que las personas que le son negada la nacionalidad no quedan sin nacionalidad, sino con la que les corresponde, y que sólo tiene que seguir el protocolo y realizar las inscripciones en sus embajadas de los individuos nacidos en territorio dominicano. Así de simple.

Vinicio Castillo Semán, dirigente de la Fuerza Nacional Progresista, asegura que el informe del CIDH estaba pre-elaborado desde antes de venir al país y sus intenciones son manipular y como siempre controlar la opinión pública en perjuicio de la República Dominicana.

El magistrado Roberto Rosario, presidente de la Junta Central Electoral (JCE),  le dijo al Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Refugiados que en República Dominicano no hay personas en esa condición. En virtud de la trama que preparan algunos países incluyendo funcionarios y organizaciones Hatiana el presidente de la Cámara de Diputados, Abel Martínez llamó al país a unificarse contra las amenazas que se ciernen sobre el país y calificó como infundados los criterios emitidos por la delegación de la CIDH.

En esta situación no existen banderías políticas, está en juego la soberanía nacional bajo la imposición de sectores interesado que han dado por hecho sus intenciones de siempre imponer al pueblo Dominicano cargas negativas imposibles de llevar, “no es cierto que Haití es nuestra responsabilidad, y sus ciudadanos tampoco”. Y para nadie es un secreto que Hatí está buscando sanciones contra el pueblo Dominicano por no hacerse responsable de sus problemas.

El estado Dominicano, ha sido humanista sin importar el color del partido que ha gobernado, ha atendido a las parturientas hatianas  en los hospitales de nuestras fronteras, dándole las atenciones de lugar sin escatimar esfuerzos, hoy República Dominicana, no el PLD, PRD, PRSC y otros, sino República Dominicana es un país de gentes malas por no seguirse dejando mamar las tetas. Es hora de que el mundo sepa, que somos un pueblo que se mantiene en paz, pero que toma sus decisiones para el bien común y el de su pueblo, y la sentencia de la Corte Constitucional  NO VIOLA ningún acuerdo internacional. El que sabe de leyes y normativas internacionales hace un análisis antes de tirar venenos con lengua de saetas.

Comenta en Facebook

Denuncias por Whatsapp al 1.849.207.7891

Fallo TC viola derechos haitianos dice el CIDH

 La sentencia del Tribunal Constitucional que niega la nacionalidad dominicana a los hijos de indocumentados es discriminatoria y viola los derechos de dominicanos de ascendencia haitiana, afirmó este la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH).
Dijo que durante las entrevistas a miles de "afectados" observaron graves vulneraciones al derecho a la nacionalidad, lo cual se ha agravado con el referido dictamen.
Agregó que "la privación arbitraria de la nacionalidad y la falta de reconocimiento de la personalidad jurídica de estas personas por no estar registradas genera una situación de extrema vulnerabilidad en la cual se producen violaciones a otros derechos humanos".
Recomendó a las autoridades dominicanas “no exigir que personas con derecho a nacionalidad, como las desnacionalizadas por Sentencia se registren como extranjeros”.
El texto fue leído por José de Jesús Orosco, quien agregó que la decisión del TC fue tomada de manera arbitraria.
Detalló que recibieron 3,994 denuncias y palparon la “pobreza en que viven las personas de origen haitiano”.
Dijo haber recibido información "profundamente preocupante" acerca de expresiones contra periodistas e intelectuales que han criticado la Sentencia.

Comenta en Facebook

Denuncias por Whatsapp al 1.849.207.7891

ONU insta restituir nacionalidad a los afectados por fallo


Puerto Príncipe, Haití.- El Alto Comisionado de la ONU para los refugiados (ACNUR) instó a la República Dominicana a restituir la nacionalidad a los afectados por un fallo judicial que niega la nacionalidad a los hijos de inmigrantes ilegales y que afecta, en especial, a los descendientes de haitianos.
ACNUR manifestó en un comunicado "su profunda preocupación" por el hecho de que "dos meses después de dicha decisión, la situación de la población concernida todavía no ha sido adecuadamente atendida por las autoridades".
El presidente dominicano, Danilo Medina, anunció la semana pasada un plan nacional para la regularización de los extranjeros, que sigue al polémico fallo dictado por el Tribunal Constitucional (TC) de ese país, que define quiénes tienen derecho a la nacionalidad y que ha provocado serias fricciones con Haití.
La medida cumple con el mandato de la ley general de migración y de lo dispuesto por la sentencia del TC, que establece que aquellas personas "en tránsito" y sus descendientes no tienen derecho a la nacionalidad dominicana, lo que afecta a centenares de miles de residentes irregulares haitianos en el país.
El ACNUR dijo que como resultado de esta medida "personas que han sido consideradas ciudadanos dominicanos toda su vida, tendrán que solicitar su naturalización".
"Los estándares legales internacionales requieren que el Gobierno restituya automáticamente la nacionalidad de todos los individuos afectados por la decisión y que se respete sus derechos adquiridos", precisó.
El organismo enfatizó que los individuos afectados por la decisión judicial "no son migrantes y que tienen raíces profundas en República Dominicana".
En ese sentido, instó al vecino país a reconocer esta situación y actuar a fin de solucionar este problema de derechos humanos. La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) realiza esta semana una visita a la República Dominicana, a raíz de la polémica sentencia.
El fallo del TC ha sido denunciado por Haití y otros país caribeños como una medida que colocaría en la supuesta condición de apátridas a centenares de miles de haitianos indocumentados y sus descendientes residentes en el país.

Comenta en Facebook

Denuncias por Whatsapp al 1.849.207.7891

Come solos y Come siempre - artículo de Jorge Ramos

Desde el aire el espectáculo es impresionante. Debe haber pocas islas tan bellas en el mundo como la Hispaniola, que comparten República Dominicana y Haití. En esta época del año la tierra, verde brillante, sabrosa, contrasta con las caprichosas montañas y con un mar, borracho de azul, que no se acaba. Las playas dominicanas no tienen nada que envidiarle a las brasileñas, mediterráneas o indonesias. Pero conforme te vas acercando, hay que ajustar esa primera impresión. Tan pronto empieza a bajar el avión al aeropuerto de la capital dominicana, es fácil detectar las décadas de abusos y negligencia; calles sin pavimentar, los techos de lámina, el crecimiento urbano alborotado, sin plan. Y ya en tierra, surge inmediatamente la pregunta: ¿cómo es posible que una nación con tantos recursos naturales sea una de las más pobres del hemisferio? La respuesta está en la calle.

La percepción de muchos dominicanos es que su país es pobre debido a los despilfarros históricos y la corrupción consuetudinaria de sus clases dirigentes. Al menos cuatro de cada diez personas viven en la pobreza, según me aseguró un informado periodista. Y confío más en él ya que las encuestas oficiales, en cualquier país, tienden a maquillar las cifras. Los dominicanos, que son muy ingeniosos para describir sus tristezas y alegrías, han acuñado unos términos muy descriptivos para identificar a los aparentes responsables de sus males económicos. A algunos políticos les llaman “come-solos” (por no haber repartido el botín que se robaron). A otros les dicen “come-siempre” (por meterle mano regularmente al presupuesto de la nación).Y no falta por ahí quien acuse de “apaga-estufa” a líderes que, en lugar de crear riqueza, crean hambre y de “sufre-callados” a los que, tarde, se dieron cuenta que apoyaron al candidato equivocado o al que los defraudó.

Ningún partido político se salva. El béisbol, sí, es una pasión en este país pero la política es el deporte nacional. Nunca faltan nuevas combinaciones de comelones. De la misma manera que los que viven cerca de los polos tienen muchas palabras para describir los distintos estados del hielo, así los dominicanos han inventado todo un vocabulario para explicar las tonalidades de la corrupción política. Los políticos que roban están “hirviendo” o “muy calientes”. Los que no lo hacen son “fríos”. Cool. Y hablando de políticos cool, en República Dominicana hay toda una nueva generación de servidores públicos y jueces que le han dado la espalda al autoritarismo y a los abusos del pasado. A esos no hay que perderlos de vista. Tiran alto. En los medios de comunicación también hay varios elementos de preocupación… y de esperanza.

El pastel de la televisión, radio y periódicos está repartido, fundamentalmente, en tres grandes grupos corporativos que, además de dar noticias, tienen bancos, aseguradoras y otras industrias. Y esto, me parece, no es muy saludable para la libertad de expresión. Prefiero los medios de comunicación independientes, sin compromisos empresariales o gubernamentales. ¿Qué pasaría en República Dominicana, por ejemplo, si un reportero descubre lavado de dinero o un acto de corrupción en el banco del dueño de su periódico? ¿Se atrevería el reportero a denunciarlo y el diario a publicarlo? Lo dudo. ¿Se sentirían los editorialistas y columnistas en total libertad de denunciar que uno de los accionistas de la empresa es socio en un negocito con el secretario de estado, el fiscal, el militar, el sacerdote? No creo. Si el presidente atacara públicamente a algún periodista por las preguntas que hace o las ronchas que levanta ¿saldría su periódico, estación de radio o televisión a defenderlo? ¿Pondrían en riesgo los negocios de la empresa por una noticia? No lo sé.

El objetivo principal de los empresarios es ganar dinero y el de los periodistas dar noticias; muchas veces estos dos ejercicios no son compatibles. Aún así –y esto es importante decirlo- República Dominicana tiene su buena dosis de diversidad en los medios de comunicación y una creciente conciencia crítica entre sus periodistas. En estos días no se puede mandar callar a un reportero como se hacía en la época del dictador Trujillo o en alguna de las seis presidencias -¡seis!- de Joaquín Balaguer. En República Dominicana hay cada vez más periodistas concientes de su labor, valientes…y muy mal pagados. (Esa es otra de las debilidades del sistema.) Pero cuando los dominicanos no están trabajando duro, viendo la televisión, discutiendo sobre la pelota o hablando de política, es fácil verlos bailar en las calles o jugando dominó cerca de la maravillosa zona colonial de Santo Domingo. Estoy apantallado de esta belleza arquitectónica y de la aparente seguridad que se respira en sus calles, incluso, en altas horas de la noche.

Esa tranquilidad ha desaparecido en casi todas las capitales latinoamericanas. No aquí. República Dominicana es una joyita. El dinamismo de su gente es sólo comparable al más rápido de sus merengues. Sus hoteles, playas y gastronomía son un extraordinario imán internacional. Sus jóvenes y empresarios han ayudado a que tenga uno de los índices de crecimiento más altos de la región. Pero…pero por alguna razón todavía hay muchos que prefieren arriesgarlo todo para cruzar las tortuosas aguas del canal de la mona en una yola hacia Puerto Rico. El ejército de emigrantes, el alto número de pobres, el siempre prolífico vocabulario para describir la corrupción gubernamental y las mordazas potenciales a los periodistas son claras señales de preocupación. Pero todo esto, desde el aire, no se nota. ¿Qué falta en República Dominicana? Bueno, no soy nadie para decirlo pero, según me cuentan, urge –como en casi toda América Latina- una nueva generación de líderes (políticos, económicos, de opinión…) que no deje a nadie fuera del progreso de la isla, que tenga las manos limpias y a quien los dominicanos podrían llamar, con orgullo, los “todos-comen”. Y en este viaje tuve la suerte de conocer a varios de ellos; nuevos aires –puedo reportar- soplan sobre la isla.

Comenta en Facebook

Denuncias por Whatsapp al 1.849.207.7891

Recomendados!

Archivos

Entradas populares